La nutrición es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo. Una buena nutrición (una dieta suficiente y equilibrada combinada con el ejercicio físico regular) es un elemento fundamental de la buena salud.

 

Una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, y reducir la productividad.

Trabajamos realizando dietas personalizadas y no vendemos ni recomendamos productos, sustitutos de comidas o pastillas (salvo justificación médica o debido a una patología).

¿COMO ES UNA DE NUESTRAS CONSULTAS?

 

En nuestra consulta de nutrición encontrarás una dieta planificada especialmente para tí, enfocada a tus problemas de salud o en los objetivos que quieres conseguir. Esas mejoras no se conseguirán si no hacemos una integración global de todo: salud, deporte y alimentación.

 

No solo es qué se come, si no que también influye cuando se come, cómo, cuánto… y combinado con el deporte que mejor nos venga a cada uno. Cada uno tiene sus necesidades pues cada uno tiene un metabolismo diferente.

 

 Empezamos... 

 

Lo primero que se realizará en la consulta es una amplia amnesis al paciente. Una conversación entre terapeuta y paciente en la que se le preguntará sobre su salud, problemas digestivos, problemas físicos, sus hábitos, alergias, analisis, su actividad diaria… se trata de poder conocer mejor a la persona y poder realizar una dieta lo más específica, y así efectiva posible.

 

Después se realizará un estudio de pliegues de grasa, un estudio de peso óseo y de peso muscular. Tenemos que saber que parte de nuestro cuerpo es grasa, que parte es músculo y el restante peso residual.

 

Sabiendo esto podemos saber por donde empezar a perder peso. En muchas ocasiones, como suele pasar en el caso de los muslos o los brazos, queremos adelgazar esa zona y lo hacemos pensando en perder grasa, cuando puede que lo que tengamos es músculo. Y es que hay zonas de nuestro cuerpo en las que es difícil diferenciarlo.

 

Diario de comidas: Una vez establecidas las metas que queremos conseguir, realizaremos un diario de comidas y rutina en el que te propondremos la manera de cumplir tus objetivos de manera saludable. Un plan que incluye dieta y un entrenamiento (adecuado a cada persona) que será recomendable seguir.

 

Estas dietas habrá que mantenerlas en el tiempo y con controles cada 15 o 30 días (en función de cada persona) para comprobar si seguimos la línea correcta o hay que hacer modificaciones.